11/20/2018


ADJETIVOS
“A un olmo seco”
Este fragmento del poema CXV presenta una gran cantidad de adjetivos cuyo valor estilístico es el siguiente:
Todos los adjetivos presentes actúan como adjetivos (no hay ninguno sustantivado) y se encuentran en grado positivo. Además, son todos de tipo calificativo excepto “centenario” que es relacional ya que lo incluye en un grupo La mayoría de los adjetivos tienen función ADYACENTE de un sustantivo excepto “hendido” y “podrido”, que tienen función de ATRIBUTO, ya que estos forman parte del predicado aunque el autor omita el verbo `está´ para crear belleza . Respecto a los adyacentes, se encuentran todos pospuestos y en cuanto a la clasificación en valorativos y descriptivos, todos son descriptivos a excepción de “viejo”, cualidad que el poeta percibe en un olmo herido y moribundo, y que es valorativo. Además, el único adjetivo explicativo es “verdes” y hace alusión a la esperanza y juventud de las hojas recién salidas que se presupone en “algunas hojas (…) le han salido”. El resto son especificativos: “viejo”, “centenario”, “amarillento”, “blanquecina”, “carcomido” y “polvoriento”, necesarios para precisar al máximo la descripción.
Machado se caracteriza por el uso abundante de adjetivos en sus poemas para la caracterización de gentes, paisajes y sentimientos. En este caso, relaciona tanto los adjetivos como los sustantivos utilizados con sus sentimientos y la tristeza del momento al sufrir la enfermedad de su mujer Leonor. Por esto, abundan los adjetivos especificativos puesto que se centra en un elemento del paisaje (el olmo) que relaciona con la enfermedad de su mujer. También se observa un predominio de los adjetivos descriptivos que aportan cierta objetividad de enfermedad reconocible en el árbol sin dejar de lado la subjetividad propia de la poesía y de los sentimientos del autor.
Lorena González

11/19/2018

“Rosas negras” Comentario de la actitud e intencionalidad del autor

La resignación del autor se percibe en este texto, en el que Julio Llamazares plasma su impresión de la sociedad actual. Es por eso que se refleja la subjetividad en la 1ª persona (“Por cada uno de ellos yo arrojo una rosa negra que nadie verá caer”), propia de la función expresiva, por la que se establece una comunicación entre el emisor y el receptor. También se utilizan adjetivos valorativos (“conmovedoras”, “deslumbrantes”, “perfecta”), con los que resalta la figura de Andrea Bernal.
Por otro lado, la objetividad del autor está presente en la aportación de datos y cifras (“5.000 sepultados en ella solo este año”), y en la utilización de la modalidad oracional enunciativa de oraciones en las que incluye verbos en modo indicativo (“concluye su poema Andrea Barnal”: concluye , en 3ª persona del singular, del presente de indicativo), y que siguen un orden lógico. Estas características aparecen también cuando da una visión personal de la situación para ocultar esa subjetividad.
            El autor se muestra pesimista ante el futuro de desorden, justicia e hipocresía que le espera al mundo, en el que las preocupaciones más relevantes del ser humano se reducen y reducirán a la vanalidad de unas fiestas populares (“concluye su poema Andrea Bernal en un final que valdría también para el año que terminará esta noche y que será celebrado (…) con la alegría repetitiva y artificial de todos los años, esa que nos sirve a todos para engañar nuestras creencias o para negar lo que no nos gusta”).
La intención del autor es informar sobre la situación actual en el Mar Mediterráneo, más en concreto, sobre la crisis migratoria que se lleva desarrollando estos dos últimos años, y lo hace por medio de la función referencial o representativa, es decir, con la objetividad anteriormente comentada, y que incluye el uso de un léxico denotativo (“poesía”, “campanadas”, “civilización”) y la modalidad oracional enunciativa en oraciones que siguen un orden lógico, en las que emplea verbos en modo indicativo (“las de los centenares de miles de refugiados que vagan por las fronteras como animales: vagan = 3ª persona del singular, del presente de indicativo”).
Asimismo, pretende influir en la opinión pública expresando su opinión con respecto al tema principal del texto, es decir, de manera subjetiva. Lo hace por medio de la función expresiva, utilizando verbos en 1ª persona (“arrojo”: 1ª persona del singular, del presente de indicativo; “nos gusta”: 1ª persona del plural, del presente de indicativo), con los que hace sentir al lector como parte de un grupo mucho mayor. También mediante el uso de un léxico connotativo (“iluminados”, “músicas”, “viejas”), que reafirma la intención crítica del autor.
Por último, LLAMAZARES quiere crear belleza en el texto, pese al tono apático y/o melancólico de este. Lo consigue con abundantes recursos estilísticos, tales como metáforas (“mar del color del vino”: que resalta lo cruento de las migraciones por el Mediterráneo; “noches de piedra”: a las que tienen que hacer frente las decenas de miles de inmigrantes, obligados a dormir al raso, desamparados), comparaciones (“como animales entre alambradas”) que aluden a la metodología empleada por los gobiernos europeos para frenar o ralentizar el éxodo que está teniendo lugar ahora mismo, y la aliteración de la – s –, para evocar el silencio cómplice todos nosotros, que no nos pronunciamos lo suficientemente alto como para que nuestros gobiernos nos escuchen, bien por miedo a ser juzgados por nuestro entorno, bien por la comodidad de saber que vivimos en un sistema que nos provee de todo lo que creen necesario, (“mezclándose con sus luces las almas de los anónimos miles de muertos de las guerras de Siria y de Irak”), y de la – r –, con la que se acentúa un sentido “pésame” tanto por las personas fallecidas en estos últimos años en el Mar Mediterráneo, como por todos los que llegarán al final de sus trayectos para encontrarse con las puertas y ventanas europeas cerradas a cal y canto (“Por cada uno de ellos yo arrojo una rosa negra que nadie verá caer”).

NOÉ RUANO GUTIÉRREZ.

10/22/2018

Tipo de texto y modo de discurso
El significado de Europa
     Este texto es periodístico, concretamente un artículo de opinión, asociado a los medios de comunicación, se dirige a un público amplio con un lenguaje estándar. En el predominan las estructuras sintácticas sencillas, como oraciones simples: “Cada generación ha vivido alguno de esos procesos”. Presenta también oraciones compuestas coordinadas “Por fin conseguimos la incorporación, y sus fondos de cohesión ayudaron a nuestra prosperidad” y subordinadas “El filósofo francés Emmanuel Levinas señalaba que, cuando se pronuncia una palabra, resuenan en ella todos los contextos donde se mezcló”. Tiene como finalidad informar del comportamiento de España frente a Europa a través de sustantivos abstractos como “prosperidad” o “idilio” y a esto se le suma la aparición de la ideología del autor de una forma clara y directa “Nos salimos mentalmente de Europa a cada rato”.
     Otro de los objetivos de este tipo de texto es convencer y lo consigue empleando la subjetividad encubierta. Esta subjetividad se interpreta a través del uso de adjetivos valorativos “connotación nueva”.
     Esta objetividad se revela mediante la aparición de adjetivos descriptivos “cuerpo fronterizo”. Se muestra la tercera persona y el modo indicativo “El filósofo francés Emmanuel Levinas señalaba que, cuando se pronuncia una palabra, resuenan en ella todos los contextos donde se mezcló”.
     Este texto es argumentativo ya que su finalidad es convencer al receptor para que comparta su visión de Europa por parte de los españoles.
     Contiene oraciones en primera persona para expresar la subjetividad “Por fin conseguiremos la incorporación”y convencer incluyéndonos a los lectores en sus teorías. Este texto argumentativo presenta una exposición (primero y segundo párrafo), seguido del desarrollo y la tesis al final a modo de conclusión “No sería lo mismo decir “Europa ha decidido” que “en Europa hemos decidido” o “en Europa hemos consentido””, por lo tanto tiene una estructura inductiva. Los tipos de argumento que contiene este texto son los criterios de autoridad poniendo como referencia a una persona importante que entiende del tema, en este caso “El filósofo Emmanuel Levinas” y también de presunción “Nos salimos mentalmente de Europa a cada rato”.
Sara Delgado

10/21/2018


TEMA O TEMAS DEL FRAGMENTO EN RELACIÓN CON LA OBRA
CXXXV EL MAÑANA EFÍMERO (fragmento)
Machado escribe Campos de Castilla durante cinco años de estancia en Soria, después, vuelve a Andalucía tras la muerte de su mujer y añade poemas nuevos (en la edición de 1917) en los cuales reflexiona sobre asuntos personales y/o patrióticos.
           Las gentes de Andalucía en representación de las de España se hallan presentes en esta composición y constituyen el tema principal. Enlazando con el drama temporalista tan persistente en Machado, España en el presente del poeta ha sufrido una decadencia social, política, científica y cultural que contrasta agudamente con el esplendor de su pasado.  En este poema de 1913 esta decadencia lleva al poeta a pensar y sentir, la acción destructora del tiempo en su patria (España), la cual está consumida por el vicio y la religiosidad: “y al estilo de España especialista/en el vicio al alcance de la mano”, “Esa España inferior que ora y bosteza”. Observamos también cómo Machado se angustia por la progresiva destrucción de su país “de espíritu burlón y alma quieta” pero, al mismo tiempo, muestra esperanzas en una nueva España: “Mas otra España nace/la España del cincel y la maza” en la cual, deposita sus anhelos y deseos de nuevamente comtemplar la España dominadora pasada: “Una España implacable y redentora” y no su contemporánea, la cual está atrasada: “vieja, tahúr, zaragatera y triste” y llena de señoritos: “será un jóven lechuzo y tarambana” y religiosos: “un sayón con hechuras de bolero”. En este sentido, puede decirse que su poesía es nostálgica, elegiaca y dolorida. Esta temporalidad es el reverso de la esencialidad, concebida esta última como la naturaleza humana que el hombre conserva como tal durante toda su vida y en el más allá, que Machado, con dudas, cree eterna. Lo que más siente el poeta es que todo cambia, que todo pasa, y que un día lo que uno es dejará de ser. Machado declarará: “La poesía es la palabra esencial en el tiempo”.
Así, Machado muestra su fe en ‘rescatar’ su país (mostrando así su sentimiento patriótico y su dolor, compartido) de la decadencia e infunde confianza en el progreso: “España que alborea/con un hacha en mano vengadora/España de la rabia y de la idea”.

Lara Calles

10/17/2018


POEMA CXXI
(Allá en las tierras altas)
Este poema recoge los sentimientos y el traslado de ciudad que sufrió Antonio Machado a raíz de la muerte de su esposa en 1912, el recuerdo de la cual le inspiró a escribir una serie de poemas que fueron englobados en las sucesivas ediciones de Campos de Castilla.
El cambio de residencia le supuso un reencuentro con su Andalucía natal “Por estos campos de la tierra mía”. Aún así, Machado no olvida Soria, lugar que le marca en su vida personal, en su ideología y en su quehacer poético, sino que pretende estar paseando junto a Leonor por estas mismas tierras.
El tema más destacado en esta composición número ciento veintiuno es el paisaje de Castilla, con el que, como ya hemos visto anteriormente, Machado sueña despierto estando en Andalucía “mi corazón está vagando, en sueños…”, “Por estos campos de la tierra mía, /bordados de olivares polvorientos”.
El paisaje, visto a través de los ojos del autor, es un reflejo de su alma, la cual se encuentra destrozada y desolada tras la muerte de su esposa “manchas de raídos encinares” o “bordados de olivares polvorientos”. Esto también hace alusión a la decadencia del poeta que le lleva a pensar y sentir la acción destructora del tiempo “voy caminando solo, /triste, cansado, pensativo y viejo”.
En el verso 3, Machado hace referencia a las guerras y batallas que se dieron en Castilla en la Edad Media, en la mayoría de las cuáles, Castilla salió victoriosa “su curva de ballesta”.

Lorena González

10/16/2018


Temas de un fragmento del poema XCVIII ("A orillas del Duero")

En 1912, poco antes de la muerte de Leonor, Antonio Machado publica Campos de Castilla. Lo escribe durante cinco años de estancia en Soria, tierra que va imprimiendo una huella profunda en su vida personal, en su ideología y en su quehacer poético.
Los temas presentes en este poema de Antonio Machado son los siguientes:
El paisaje (tema secundario) y las gentes de Castilla “ganapanes, soldados, guerreros…” son los temas que aparecen en esta composición XCVIII siendo este último el principal. El paisaje castellano es visto de una manera lírica que capta su belleza y majestad con las que se mezcla su alma. Machado proyecta sobre el paisaje lo que lleva él en su alma. Castilla es una tierra tan áspera y monótona en su naturaleza física, así como tan sobria e introvertida en el carácter de sus gentes “la madre de soldados guerreros y adalides que han de tornar”. Ha hecho posible su extensión como reino por toda la Península Ibérica y ha enviado su gente a conquistar continentes “para la presa cuervos, para la lid leones”.
Castilla en el presente del poeta ha sufrido una decadencia social, política y cultural contrastada con el esplendor en el pasado “Castilla miserable, ayer dominadora”. Esta decadencia lleva a Machado a pensar y sentir la acción destructora del tiempo formando parte del tema centra En este sentido, puede decirse que su poesía es nostálgica, elegiaca y dolorida. Esta temporalidad es el reverso de la esencialidad, concebida esta última como la naturaleza humana que el hombre conserva como tal durante toda su vida y en el más allá, que Machado, con dudas, cree eterna. Además siente angustia por la apatía y miserias de las gentes en el presente “madrastra es hoy apenas de humildes ganapanes” o “Envuelta en sus harapos desprecia cuanto ignora”.
Mediante símbolos critica la historia y la sociedad castellana “Filósofos nutridos de sopa de convento” excesivamente apegados a la religión.
           Otro de los temas surge al sentirse el poeta parte de Castilla y sufrir en su corazón los dolores colectivos “madrastra es hoy apenas de humildes ganapanes”. Tales inquietudes brotan del fondo mismo de su intimidad, caldeados por la misma emoción que experimenta ante el amor y ante la muerte.

Sara Delgado


Tipo de texto. Justificación con ejemplos.


HABLEMOS CLARO

Este texto es periodístico, concretamente un artículo de opinión, asociado a los medios de comunicación,  se dirige a un público amplio con un lenguaje estándar. En el predominan las estructuras sintácticas sencillas, como oraciones simples: "Hablamos mucho de los males".Hay también oraciones compuestas, coordinadas "En ocasiones es amarga y mina la proyección femenina. Otras, es corrosiva y pone en riesgo la integridad física".
Tiene como finalidad informar a la gente a través de numerosos sustantivos abstractos como “maternidad”, “proyección”, …y convencerla mediante la aparición de la ideología de la autora de una manera clara y directa "Hablamos mucho de los males" "Nos centramos en visibilizar el problema", ya que el lector se incluye en un "nosotros". La subjetividad se plasma claramente en los adjetivos valorativos: “amarga”, “corrosiva”,…
El uso del indicativo es una muestra de subjetividad encubierta, ya que presenta como evidente o mayoritariamente compartiendo una opinión, usando la 3 º persona, "Y todos los males brotan de una misma desigualdad"; también las oraciones impersonales “hay un hombre” y las pasivas “es apeada de un cargo”, además de algunos adjetivos descriptivos y nada valorativos como “femenina”, “profesionales” o “paternal”. “Nos  entretiene con recursos literarios con la finalidad de hacernos reflexionar como la interrogación retórica "¿Porqué no es obligatoria la baja paternal?", metáforas didácticas “es una lluvia que impregna” y que, además, embellecen el texto. 

Bera  Gutiérrez