2/12/2017

Los personajes del fragmento

Tres semanas después de la boda volvieron Paco y su mujer, y el domingo siguiente se celebraron elecciones. Los nuevos concejales eran jóvenes, y con excepción de algunos, según don Valeriano, gente baja. El padre de Paco vio de pronto que todos los que con él habían sido elegidos se consideraban contrarios al duque y echaban roncas contra el sistema de arrendamientos de pastos . Al saber esto Paco el del Molino, se sintió feliz, y creyó por vez primera que la política valía para algo. «Vamos a quitarle la hierba al duque», repetía. El resultado de la elección dejó a todos un poco extrañados. El cura estaba perplejo. Ni uno solo de los concejales se podía decir que fuera hombre de costumbres religiosas. Llamó a Paco, y le preguntó: 
— ¿Qué es eso que me han dicho de los montes del duque? 
— Nada — dijo Paco —. La verdad. Vienen tiempos nuevos, Mosén Millán. 
— ¿Qué novedades son ésas? 
— Pues que el rey se va con la música a otra parte , y lo que yo digo: buen viaje. 
Pensaba Paco que el cura le hablaba a él porque no se atrevía a hablarle de aquello a su padre. Añadió: 
— Diga la verdad, Mosén Millán. Desde aquel día que fuimos a la cueva a llevar el santolio sabe usted que yo y otros cavilamos para remediar esa vergüenza. Y más ahora que se ha presentado la ocasión.
 — ¿Qué ocasión? Eso se hace con dinero. ¿De dónde vais a sacarlo? 
— Del duque. Parece que a los duques les ha llegado su San Martín . 
— Cállate, Paco. Yo no digo que el duque tenga siempre razón. Es un ser humano tan falible como los demás, pero hay que andar en esas cosas con pies de plomo, y no alborotar a la gente ni remover las bajas pasiones.
Réquiem por un campesino español

            Los personajes principales en este texto son, como a lo largo de toda la obra: Paco y Mosén Millán.
           Mosén Millan, el hombre bueno maleado por la fe. Representa la división entre el pueblo y la iglesia ya que el clero está del lado del que manda aunque el que mande sea un asesino.
            El cura es ingenuo porque se deja llevar por unos asesinos de apariencia caballeresca; “Cállate, Paco. Yo no digo que el duque tenga siempre razón. Es un ser humano tan falible como los demás, pero hay que andar en esas cosas con pies de plomo y no alborotar a la gente ni remover las bajas pasiones”, pero además traiciona a sus creencias de cristiano y al paternalismo que le profesaba a la víctima.
            Este relato fundamentalmente da cuenta de las relaciones entre el párroco y Paco a partir del hecho de que este le ha bautizado, confirmado, casado y de que el chico le ayudaba en misa. Pero el suceso sobre el que pivota el desarrollo de la tragedia que se augura es la visita de ambos al pobre moribundo de las cuevas. Porque es cuando se le revela a Paco la intolerable injusticia del mundo en el que vive y la escasa bondad del cura para reaccionar con justicia.”Desde aquel día que fuimos a la cueva a llevar el santolio sabe usted que yo y otros cavilamos para remediar esa vergüenza” Pero Paco desde pequeño sintió admiración y respeto por él y creyó en el a la hora de dejarse prender.
            Paco pertenece a una familia con tierras aunque trabajaban de sol a sol. Siempre fue muy querido en el pueblo. A los siete años fue una especie de monaguillo suplente. De mayor tuvo fama de mozo atrevido.
            Paco es el héroe y la víctima, la narración de su vida y muerte ocupa el mayor espacio en el texto. En ningún momento aparecen datos suficientes para trazarnos en una imagen física, salvo que es un buen mozo. Interesa su personalidad que desde niño se gana el aprecio de sus vecinos. Será presentado desde el principio bajo un sino trágico. Desde el principio conocemos su final desdichado, pero esto no convierte en tragedia su vida, si no la inevitabilidad de que los acontecimientos se desarrollen de aquel modo.
            Aparecen tambien nombrados en el texto la mujer de Paco, trabajadora y buena, Don Valeriano, uno de los victimarios pese a que no emplea armas, quiere pagar la misa de réquiem pero Mosén Millan lo rechaza. Es el administrador del duque y alcalde nombrado por los fascistas. Por último, el padre de Paco, que se muestra a favor de las elecciones ya que está a favor de la justicia.
Aitana Trueba

No hay comentarios:

Publicar un comentario